sábado, 23 de junio de 2007

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO:

La inexistencia de estadísticas que proporcionen datos acerca de la desnutrición en nuestro país, nos lleva a la necesidad de referirnos a indicadores indirectos tales como: necesidades básicas insatisfechas, mortalidad infantil, etc.

La mitad de los niños y adolescentes, viven en hogares que son considerados pobres. Una de cada cuatro familias es considerada pobre; pero si solo tomamos en cuenta los hogares con niños, entonces la mitad de ellos se consideran pobres.
Podemos inferir de estos datos que la infancia ocupa proporcionalmente un espacio de mayores privaciones que el promedio de la sociedad.

De acuerdo a la información publicada por UNICEF en el documento sobre el Estado Mundial de la Infancia, nuestro país tiene una Tasa de Mortalidad Infantil de Menores de 5 años que la ubica por debajo de países como: Argentina, Venezuela, Uruguay, Panamá, Colombia, Chile y Cuba.

Esta tasa resume la situación de los niños en sus primeros años de vida, entendida como la probabilidad de muerte antes de los cinco años que enfrenta cada niño al momento de nacer, siendo el indicador mas relacionado con la miseria.

Es considerada como un ordenador apto para medir el estado de bienestar de la infancia debido a que expresa el resultado final de un proceso de desarrollo y permite una aproximación a los distintos factores que influyen en el mismo:

a) Salud nutricional y conocimientos básicos de la madre sobre la salud infantil.
b) Cobertura de inmunización.
c) Acceso a servicios de atención materno – infantil.
d) Nivel de ingreso y disponibilidad de alimentos de la familia.
e) Acceso a agua potable y saneamiento eficaz.
f) El grado de seguridad del medio ambiente infantil.

La condición en que viven nuestros niños hoy, nos debería interpelar pues es la definición a futuro que como comunidad hemos adoptado. Las privaciones que ellos sufren los despersonalizan, los degradan como seres humanos; desintegrándolos de la sociedad y posteriormente ello, se plasma inevitablemente en una exclusión estructural en la adultez.